Esta web utiliza cookies, si continuas navegando estás aceptándo la política de cookies.
Política de cookies +
ValHemp. Cultivos integrales de cáñamo industrial. Soluciones Agrocannabicas. Desde 2013.


Cultura del Cáñamo



Buenas Prácticas

Estas están orientadas a garantizar el respeto, protección y mejora del medio ambiente, cuidando factores como la conservación del suelo y la biodiversidad, utilización óptima de las energías, y el uso racional de fertilizantes y fitosanitarios.

El Cáñamo Industrial

Conoce tu cultivo

Actualmente los usos de esta planta se han multiplicado, hay diferentes estimaciones acerca de cuántas aplicaciones existen, creemos que pueden llegar a 50.000 entre productos y subproductos. Se podría decir que del cáñamo se aprovecha todo. Puede sembrarse en suelos muy pobres en nutrientes, necesita muy poco o ningún tratamiento con abonos y pesticidas y se adapta a muchos tipos de climas, necesitando unas cantidades de agua moderadas. Por este motivo su cultivo es muy beneficioso para el medioambiente, un ejemplo contrario sería el del algodón, que requiere altas dosis de nutrientes, pesticidas y agua. Sus fibras se asemejan a las del lino, aunque son más bastas, más largas y mucho más resistentes, presentando extremidades redondeadas. Su longitud media es de 38 mm y su diámetro medio de 30 micrómetros.

ValHemp.com - Cultivos de Cáñamo industrial Hemp Crops - Soluciones e Investigaciones Agrocannabicas - Desde 2013

El cáñamo mejora físicamente las condiciones del suelo cultivado sin empobrecer su fertilidad y actua como freno de las malas hierbas. La densa red de raíces pivotantes mejoran y facilitan la reestructuración del suelo. El desarrollo de maleza es contenido por la fuerte autoridad de su cultivo, a través de factores como las nombradas raíces, su sombra actua como filtro de radiación solar y las hojas caídas forman un manto que recubre el suelo parcialmente.

Agricultura, Economía y Desarrollo Sostenible

España posee un clima idóneo para el desarrollo de estos cultivos, representa una gran oportunidad para la conservación de la renta y el empleo en los campos españoles, además de fomentar un modelo de desarrollo local sostenible, puesto que el sector agrario, entre otros, viven procesos de reestructuración forzada por distintos factores. La gama de productos tan amplia, asegura la creación de empleo y la aparición de nuevas empresas para su investigación, procesamiento, transformación y comercialización.